KUBRICK: MISTERIOS DE THE SHINNING (EL RESPLANDOR)

|

ROOM 237 es un documental en el que a través de la narración, fragmentos de películas, animaciones y recreaciones, se exploran las diversas teorías sobre los significados ocultos dentro de la película “El Resplandor” (The Shining) de Stanley Kubrick. A poco más de 30 años de su realización, la película sigue provocando controversia, especulación y misterio. Los espectadores entrarán en un laberinto de interminables caminos, pero del cual no hay salida.

Aunque en este filme se hace referencia solo a algunas posibles teorías, es muy probable que con el paso del tiempo vayan surgiendo otras más. Puede que algunas de ellas sean totalmente delirantes, pero seguramente otras, le parecerán muy inquietantes.

 METÁFORA DEL EXTERMINIO INDIO


La más antigua y la más estudiada. Para comenzar se menciona que el hotel esta construido sobre un cementerio indio; la mayor parte de la decoración (tapices, alfombras, y adornos) pertenecen a las antiguas culturas americanas; de hecho hasta en algunas latas de alimentos aparecen algunas imágenes de apaches. En el laberinto (Danny, el niño de la película), se salva gracias a que utiliza el truco de los pieles rojas, de regresar sobre sus propios pasos en la nieve. Por si esto fuera poco, también podemos ver al niño mientras juega en uno de los pasillos, hincado como celebrando un ritual.

 EL FALSO VIAJE A LA LUNA




Existe la teoría de que el hombre no llego a la Luna y que todo fue un montaje. Supuestamente Kubrick colaboró en este proyecto y dejó claves dentro de la película, para que alguien lo descubriera en algún momento. Imágenes como la del suéter de Danny con el Apolo 11, las niñas gemelas que representan el programa espacial Géminis, y el número de la habitación 237 (217 en la novela) que sería la alusión a la distancia media entre la Tierra y la Luna que es aproximadamente de 384.400 kilómetros, es decir unas 237 millas.





En otra escena, Nicholson se vuelve loco y escribe sólo la frase " en inglés: "All work and no play makes Jack a dull boy". Kubrick, hijo de emigrantes polacos, pudo elegir cualquier refrán pero usó uno que empezaba por A11.

El logo del apolo era una A.



Lo verdaderamente valioso de este documental, es que lo hará pensar y querer investigar sobre el tema. Recuerde estimado lector, nunca quedarse solo con lo que dice “esta” o “aquella persona”, haga sus propias preguntas y saque sus propias conclusiones. Verá que al hacer esto, se sorprenderá con las cosas que vaya descubriendo y sobre todo su conocimiento irá en aumento.
                                                                                                                                                                                                   J.A. Cervantes

1 comentarios :

Dulce Gomez dijo...

Súper interesante, me gusta mucho esta película y es verdad que se nota que tiene mucho símbolos, Jack Nicholson y Kubrick hicieron mancuerna perfecta porque la hicieron una gran película, siempre me da mucho miedo jaja

Publicar un comentario